• INFORMANTE.-QROO

Se destapa la cloaca; Se hace pasar por victima de despojo en Quintana Roo, para politizar caso


Aunque se presenta como un humilde labrador, quien supuestamente habría sido despojado de un terreno en Akumal, lo cierto es que Antonio Manrique M, por más de una década se ha dedicado a litigar decenas de hectáreas, por lo que cuenta hasta la fecha con 11 juicios en el fuero local, más uno federal.

Así lo denunció S.R.T.R. quien fue víctima de este “humilde campesino”; y quien por temor a represalias no Quiso proporcionar sus generales, ya que Antonio Manríquez suele apoyarse de muchas personas que en todo momento hacen frente a sus órdenes.


En cada uno de estos litigios, ha empleado abogados, interpuesto escritos y acudido a audiencias, todo costeado por las millonarias ganancias que ha obtenido. Ahora, él afirma absurdamente que “le hicieron firmar” unos papeles sin entenderlo, pese a sus amplios recursos, abogados y experiencia.


Como parte de una campaña mediática, él fue presentado por sus abogados como un humilde campesino, algo que dista muchísimo de la realidad, pues Antonio Manrique M se erigió como propietario de 115 hectáreas de terreno en la Riviera Maya, el llamado “Rancho La Caverna”, tierras de gran plusvalía que ha ido comercializando a su conveniencia desde hace años.


Como es sabido, la certeza sobre la tierra en Quintana Roo, particularmente en el municipio de Tulum, a menudo es deficiente, lo que genera litigios y pleitos, como es el caso ahora con un terreno en Akumal que esta persona disputa, luego de haber al parecer vendido, a un ciudadano particular.


Según sus abogados, esta persona fue engañada y llevada ante un notario a firmar un papel que no entendía, aseveración absurda, al descubrir que en la última década, Antonio Manrique ha protagonizado 12 juicios por terrenos, incumplimiento de contrato, amparos y diversos litigios mercantiles. Muchos de estos juicios todavía están inconcluso, lo que significa que de forma simultánea tramita escritos y acude a audiencias.


En tan solo una de estas causas, Antonio Manrique Mac lleva 29 audiencias, a lo largo de cinco años, además de los autos y demás escritos que lleva sin duda con auxilio de abogados, que cobran honorarios y que este “humilde anciano” no tiene problema en pagar, pues es propietario de grandes extensiones de terreno.


Una revisión por el historial judicial de este hombre revela que en 2009 él demandó a una mujer en un juicio ordinario de pago, algo que hizo de nuevo contra otras personas en 2014 y 2015 (causas 0216/2009, 000099/2014 y 000072/2015).

Uno de estos litigantes demandó a Antonio Manrique Men dos juicios distintos, 0036/2015 y 000366/2015, por incumplimiento de contrato (uno de estos pleitos continúa en activo hasta la fecha).


Él a su vez, recurrió uno de los juicios, además de ampararse contra una sentencia y abrir otros dos juicios civiles, en los próximos tres años (010266/2015, 000320/2016, 000391/2017 y 000390/2017).

A esto se añade otro juicio de amparo, 001153/2018, y finalmente el actual juicio de nulidad que entabló en tribunales, además de mediáticamente, aprovechando el parentesco político de la persona demandada.


Con todas estas causas, Manrique ha estado litigando en tribunales prácticamente sin pausa desde hace 11 años. Parecería su “modus vivendi” o su elemento natural, que surge como una extensión natural de las transacciones que efectúa con los amplios terrenos que posee.

352 vistas0 comentarios